Un masaje en los pies para mejorar el sueño

Photo by Anete Lusina on Pexels.com

Todos conocemos los efectos devastadores de una noche de mal dormir o, peor aún, de una etapa de insomnio: cansancio, mal humor, falta de concentración, entre otros desequilibrios que minan nuestra salud. Siendo el descanso uno de los pilares del bienestar, necesitamos asegurarnos un buen reposo nocturno, para poder vivir nuestra cotidianeidad en plenitud y preservar la vitalidad. ¿Y si un masaje podal fuese la solución?

Bien sea porque atravesamos un periodo de estrés intenso, a causa de problemas digestivos, o como resultado de malos hábitos de vida, el sueño puede alterarse fácilmente. Las consecuencias de una falta de “sueño reparador” en el organismo pueden perturbar nuestro día a día, pues nos sentimos menos productivos en el trabajo, nuestras relaciones sociales se resienten a causa de nuestro humor, y perdemos la alegría de vivir. A largo plazo, un descanso deficiente acidifica el organismo, desequilibra el sistema nervioso y, en el peor de los casos, puede contribuir al desarrollo de una enfermedad.

Por ello, dediqué en su día un artículo a las distintas estrategias naturales que podemos poner en práctica para mejorar nuestra calidad de sueño. En efecto, numerosas plantas medicinales, como aceites esenciales, alimentos, suplementos y otras estrategias pueden ayudarnos a dormir mejor. Sin embargo, un estímulo externo como el masaje reflejo podal es una opción segura, eficaz, y muy agradable, que se combina muy bien con otras soluciones que podamos poner en práctica.

La “madre de la reflexología” Eunice Ingham desarrolló esta práctica para que fuese aplicada a nivel doméstico o, en cualquier caso, por personas ajenas al cuerpo médico. De modo que, como os indiqué en su día para el masaje de manos, podemos estimular nosotros mismos algunas zonas en los pies para promover la relajación:

  • Sistema nervioso:

Principal implicado en la dificultad para conseguir un sueño reparador. Estimularemos con masajes circulares en sentido contrario a las agujas del reloj la punta de los dedos y el borde interno de los pies.

  • Sistema digestivo:

A menudo causa o consecuencia de un sueño deficiente. Lo masajearemos en sentido horizontal, cubriendo la zona de estómago, hígado, páncreas y bazo (verde), como los intestinos (naranja).

  • Sistema respiratorio:

Pues una buena respiración, como todos sabemos, promueve la relajación. Masajearemos en círculos en el sentido horario la zona de los pulmones.

  • Diafragma:

Un gran músculo que permite la respiración, y que separa el tórax del abdomen, teniendo igualmente un impacto en el sistema digestivo. Lo masajearemos en sentido horizontal.

  • Plexo solar:

Centro energético en la boca del estómago, a menudo doloroso cuando lo presionamos en el abdomen, este punto manifiesta nuestra tensión, y es clave en el masaje reflejo. Para relajarlo, lo masajeamos en círculos en sentido contrario de las agujas del reloj.

A nivel profesional, además de trabajar sobre estas zonas, los reflexólogos estimulamos otras zonas para tratar este desequilibrio, como es el punto “Shimian” en la base del talón. Del mismo modo, sobre los pies y las manos encontramos puntos de acupuntura que pueden ser estimulados, sin agujas: son los llamados “cinco puntos antiguos“. Dependiendo del cuadro de cada persona, trabajaremos sobre unos u otros para tratar el orígen del desequilibrio.

Yendo un poco más lejos, los multi-reflexólogos como yo usamos, además de estos puntos, aquellos que se encuentran en el pabellón auditivo (aurículoterapia), o en el rostro (facioterapia), para acompañar el masaje podal. Siempre con técnicas de masaje o estímulos sutiles y agradables que promueven, a su vez, la relajación.

Una de las ventajas que yo más aprecio del masaje reflejo es que se trata de una práctica no intrusiva, que no implica la toma de substancias, por lo que estamos a salvo de efectos secundarios o de dependencias. De hecho, es tan segura que es incluso recomendada por la Ligue contre le cancer en Francia, por su capacidad de reducir las tensiones nerviosas en las personas que padecen esta enfermedad.

Enfin, que un pequeño masaje en los pies antes de dormir es un agradable momento de mimo hacia uno mismo que puede mejorar nuestro descanso. Por otro lado, en manos de un profesional podemos tratar el problema con más profundidad.

Para más información, no dudéis en contactarme. Que tengáis buenos sueños.

Fuentes:

  • INGHAM Eunice D., Stories the Feet Can Tell Thru Reflexology – Stories the Feet Have Told Thru Reflexology, Ingham Publishing Inc. 1984
  • BYERS Dwight C., Masaje reflexológico de los pies, Editorial IBIS 1996
  • CRANE Beryl, Reflexology The Definitive Practitioner’s Manual, Element Books Limited 1997.
  • CORVO Joseph, VERNER-BONDS Lilian, Colour Zone Therapy, Judy Piaktus Publishers, London 1997.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s