Niaouli en esencia

Photo by Mareefe on Pexels.com

Primo del Ti-tree y del Cajeput, y conocido también como “gomenol”, o Gomen-oil, pues se destilaba en el puerto de Gomen, en las colonias francesas del Pacífico, el aceite esencial de Niaouli es menos popular que sus parientes, pero no por ello menos interesante en propiedades.

Nativa de Australia y Nueva Caledonia, la melaleuca viridiflora o melaleuca quinquenervia es un árbol de la familia del árbol del té, del cual se extrae el aceite esencial de Niaouli por destilación al vapor de las hojas.

El aroma fresco de esta esencia evoca aceites esenciales de invierno y no en vano, pues es muy rico en óxidos terpénicos (1,8 cineol) como el Eucalypto radiata o la Ravintsara. Estas moléculas ejercen una acción descongestionante del sistema respiratorio, además de ser mucolíticas y expectorantes. Es por ello que el aceite esencial de Niaouli está muy indicado en caso de infección pulmonar, así como en otros problemas respiratorios. En este cuadro, la aplicación más apropiada son las inhalaciones. Al mismo tiempo, en difusión puede ayudar a prevenir contagios.

Por otro lado, la presencia de terpenos en su composición le otorga propiedades linfotónicas, que estimulan el retorno venoso, además de contribuir también a la acción descongestionante respiratoria. Finalmente, los sesquiterpenos también presentes contribuyen a una acción anti-inflamatoria, decongestiva venosa y linfática y anti-alérgica. Es por ello que podemos usar el aceite esencial de Niaouli en una mezcla para masaje circulatorio y muscular, pero también para calmar irritaciones de la piel, así como úlceras, cortes o quemaduras. Algunos autores sugieren incluso que este aceite puede aliviar las quemaduras derivadas de la radioterapia.

Por su acción antiséptica y cicatrizante sobre la piel, podemos considerar el Niaouli como una alternativa al árbol del té, particularmente en tratamientos de acné a largo plazo en que queremos alternar aceites.

La ventaja del Niaouli es que no es ni tóxico, ni irritante ni sensibilizante, a diferencia de su primo el Cajeput, con quien a menudo se le confunde. Es por ello que algunos aromaterapeutas lo aconsejan en lavativas para combatir la cistitis.

A nivel emocional y en olfacción, este es un aceite estimulante que aclara la mente y dispersa la confusión. Al mismo tiempo, calma la emotividad y puede aportar apoyo moral frente a personas que nos sacan de nuestras casillas. Es pues un buen aceite para prevenir la fatiga y el agotamiento, y para poder mantener la calma en toda situación. Lo cual no es poco.

Fuentes:

  • BATTAGLIA Salvatore, The Complete Guide to Aromatherapy, The Perfect Potion Pty Ltd, Virginia Australia 1995.
  • LAWLESS Julia, The Encyclopaedia of Essential Oils, Element Books Limited, Dorset UK 1992.
  • DAVIS Patricia, Aromatherapy an A-Z, The C.W. Daniel Company Limited, Essex UK 2000.
  • http://aromaticgarden.es
  • https://www.aroma-zone.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s