Aromaterapia en olfacción para el "blues" post-vacacional

Se acaban las vacaciones y la perspectiva de la vuelta a la rutina nos sumerge en un oscuro desazón. Las fuerzas nos fallan y no encontramos la motivación. ¿Habíais sospechado que oler ciertos aceites esenciales puede ayudarnos a superar el “blues” post-vacacional?

La olfactoterapia es una variante de la aromaterapia en la que los aceites esenciales se utilizan únicamente en olfacción, es decir, inhalando durante unos minutos directamente la botellita, o un pañuelo donde se hayan vertido unas gotas. Es una forma más directa y efectiva que la difusión, la cual usamos para crear ambientes en espacios como el despacho, la habitación o el cuarto de baño. La olfacción tiene la ventaja, frente a otras formas de aplicación de los aceites esenciales, de que es menos intrusiva y, por tanto, más segura pues no existe riesgo de irritación cutánea, y el potencial alergizante es mucho menor. Sin embargo, no debemos subestimar el poder de los aromas por vía aérea, pues las moléclas aromáticas viajan por las fosas nasales hasta el sistema límbico, nuestro cerebro de reptil, donde el sistema nervioso y el sistema endocrino se encuentran e intercambian información, y es por ello que lo aceites pueden ejercer influencia en las emociones como en el plano físico con tan solo olerlos.

Como sabréis, exsite un vasto y diverso abanico de acites esenciales entre los cuales elegir. He aquí mi pequeña selección personal de deliciosos aromas para ayudar a sobrellevar el regreso a la cotidianeidad.

Uno de mis aceites preferidos, la bergamota (Citrus bergamia), que recomiendo en general para la angústia e incluso a aquellos que intentan dejar de fumar, es un gran aliado en este periodo, pues promueve la confianza en uno  mismo de manera que podamos sentirnos cómodos y seguros en nuestro regreso a la sociedad.

En la misma línea, el romero cineol (Rosmarinus officinalis QT 1.8 cineol) promueve la seguridad en uno mismo, además de favorecer la concentración (como en jengibre), subir los ánimos y alejar la ansiedad que suele acompañar a aquellos que sufren de este estado.

También la albahaca tropical (Ocimum basilicum), que ejerce su influencia a nivel del estómago,
tanto en el plano físico (pues la aconsejamos en caso de náuseas) como en el emocional, puede aliviar la ansiedad cuando se manifiesta como “bola en el estómago”, ayudándonos a relativizar y a afrontar los cambios con calma.

El niaouli (Melaleuca viridiflora) resulta muy útil cuando queremos atenuar una reacción demasiado emotiva por nuestra parte frente aquellos que se divierten tocándonos… la fibra sensible, uno de los motivos de angústia comunes frente al regreso al puesto de trabajo “voy a tener que aguantar de nuevo a…”. Este aceite es además un gran preventivo de la fatiga.

Para la fatiga contamos también  con el comodín de la aromaterapia, el limón (Citrus limon), el cual combina bien con cualquier otro aceite, pero que además favorece la productividad profesional. Así que, autónomos, free-lances, o aquellos que os hayás propuesto ser más fecundos en vuestro trabajo, este es un aceite que no debe faltaros.

Otro aceite interesante, aunque menos habitual, es el mirto verde (Myrtus communis), pues no sólo nos protege frente al desánimo cartacterístico de este periodo post-vacacional, sino que contribuye a luchar contra los malos hábitos, muy útil si tenemos buenos propósitos para el año escolar que comienza.

Por supuesto que la lavanda fina (Lavandula officinalis), el más versátil de los aceites esenciales, tiene su función también en este cuadro de desazón de fin de verano, pues sustenta los ánimos en lo cotidiano, además de impulsar la creatividad.

Finalmente, uno de mis últimos descubrimientos en el universo aromático, el laurel noble (Laurus nobilis) o el aceite de los vencedores, no en vano los césares romanos se coronaban con hojas de laurel. Ideal para el pánico escénico y, en general para la expresión oral, pues se considera también el aceite de los oradores y cantantes. Además, encuentro su olor delicioso, por lo que resulta un placer acompañarse de él para salir a “escena” y triunfar.

Sin duda, existen otras vías naturales para superar este decaimiento de la vuelta al trabajo, como las Flores de Bach, perfectamente combinables con la Aromaterapia, entre otras herramientas, pero no debemos olvidar que, en último término, es el trabajo sobre el amor propio y un buen estado de salud general lo que nos otorgará las fuerzas físicas, mentales y emocionales para afrontar el final de las vacaciones y lo que tenga que venir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s