Remedio de rescate: ante todo mucha calma

No podía dar por finalizado mi recorrido por el jardín de remedios florales sin hacerle una visita a este pequeño ramo que es el Rescue Remedy, y que Bach nos dejó como guinda a su obra.

Personalmente, no había usado mucho este remedio, pues siendo terapeuta floral y teniendo a mano el repertorio de las treinta y ocho flores, he podido siempre elegir en momentos puntuales de angústia o estrés (que es cuando usamos el Rescue), una flor concreta para el tipo de emoción. Aunque lo he recomendado en numerosas ocasiones, sobretodo a familiares y amigos que no han pasado por mi consulta pero que necesitaban un apaño rápido.

De modo que me dispuse a escuchar, una vez más, lo que este conjunto de cinco flores (Clematis, Estrella de Belén, Roch Rose, Impatients y Cherry Plum) tenía que contarme, y sin duda me obsequió con un valioso mensaje.

Por supuesto, necesitaba que aconteciera algo que me hiciese necesitar el remedio, y a la vez, esperaba que no ocurriese, pues a nadie le gusta tener accidentes o recibir malas noticias. Sin embargo, el día a día está lleno de pequeños retos y altibajos que hacen fluctuar nuestro ánimo con mayor o menor violencia, o al menos es mi caso. Y estas pequeñas y pasajeras angústias y tristezas cotidianas, como he podido comprobar estos días, también se benefician del Remedio de Rescate. 

Comentaba que, en mi caso, tengo acceso a las otras flores, por lo que, si no fuese por este experimento, probablemente eligiría en cada ocasión otra opción más concreta. Pero me he dado cuenta de que en momentos de ofuscación suele ser difícil pararse a pensar qué es lo que estamos sintiendo exactamente y qué remedio toca. El Rescue nos ahorra ese trabajo y nos echa un capote de emergencia. Y para el que no es terapeuta floral, y no tiene la posibilidad de consultar con un profesional, es un remedio de botiquín que vale la pena tener siempre. Es más, y como muchos terapeutas florales recomiendan, es una buena idea llevar el botecito de las 5 flores en el bolso, por lo que pueda pasar.

Por otro lado, yendo un poco más allá, y basándome en mi experiencia de estos días, he sentido este remedio literalmente como un salvavidas al que amarrarse con una cuerda cuando la vida te da la oportunidad de tocar fondo en alguna cuestión. Me ha parecido que el Rescue me daba el valor de profundizar en una emoción dolorosa en concreto, sin miedo a perderme en ella, y verla desde otra perspectiva, desde más abajo, con la sabiduría que ello comporta. Como quien se atreve a bucear más profundo y se encuentra, de repente, con el baúl del tesoro.

Aunque cada flor, semana a semana, durante este año de experimento, me ha regalado una preciosa joya, un pensamiento, una realización, un ponerme en contacto con espacios internos olvidados o ignorados. Por ello pienso que las Flores de Bach son una gran oportunidad de entender la vida, de entendernos a nosotros mismos, de una manera sencilla y agradable, sin cataclismos ni dramas innecesarios, sino sintonizando de manera sutil con la verdad de la vida, con las leyes universales y, en último término, con nuestra alma. 

Agradezco a Bach su maravilloso legado y animo a todo aquel que esté trabajando en su desarrollo personal, o que quiera mejorar su calidad de pensamientos, de sentimientos y, en definitiva, su calidad de vida, que pruebe las flores, porque son otra herramienta natural a través de la cual el Universo intenta estemos sanos y que seamos felices.

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s