Holly: te amo, lo siento, perdóname, gracias

Esta es una flor que yo tenía asociada, básicamente, a los berrinches, pero que se me ha revelado esta semana como mucho más trascendental y preponderante, pues Holly nos viene a traer la luz del amor universal para que disipe las sombras de los celos, el resentimiento, el odio y la envidia. Y tenemos que reconocer que todos necesitamos un poquito de esa luz, aunque sea de vez en cuando.

Y yo, por supuesto, no soy una excepción, por lo que he estado atenta a mis emociones y pensamientos, a la espera de detectar mis pequeñas mezquindades y ver el efecto del Acebo en ellas. Sin embargo, la manifestación de la energía Holly, esta semana, ha sido mucho más contundente.

De nuevo, los duendes de las terapias se compincharon entre ellos y me trajeron un taller de horario conveniente y precio asequible de HO’OPONOPONO. Esta es una práctica sanadora de origen Hawaiano, de la cual yo había escuchado hablar hace tiempo, pero la cual no había investigado hasta ahora. Trabaja con afirmaciones, pensamiento positivo y una concepción de la realidad basada en la responsabilidad de cada uno de su propia vida. Estos conceptos me son muy familiares, por lo que me entró bien la técnica. Pero lo más importante es que HO’OPONOPONO trabaja elevando la vibración hacia un estado de amor, gratitud y humildad muy en la línea de Holly. En último término lo que pretende esta terapéutica hawaiana es eliminar memorias negativas que se consideran responsables por nuestro presente. Y lo hace convirtiendo el resentimiento, el odio y otros sentimientos de esta naturaleza en amor y gratitud. Que viene a ser lo mismo que promueve la Illex Aquifolium. Sólo que uno lo hace a base de repetirse a una misma “Lo siento, perdóname, te amo, gracias” (entre otros ejercicios) y Holly lo hace a través la energía de sus flores. Y, por supuesto, una se potencia a otra.

Así que a la toma de las gotas le he sumado esta semana la frase mágica, sintiendo que algo se ablandaba en mí, y que por fin habían llegado a mí las palabras que hacía mucho, necesitaba escuchar.

También es interesante observar que esta es una planta que solemos tener en casa en el periodo Navideño, cuando se supone que debemos confraternizarnos con nuestros allegados y recordar aquello del amor, los niños pobres, etc. Sólo que tanto Holly como el HO’OPONOPONO nos pueden ayudar a elevar la vibración hacia la esfera del amor durante todo el año, no sólo en Navidad. Porque el amor es algo que vale la pena dar y recibir los 365 días.

Próxima semana: Honeysuckle (Lonicera caprifolium)

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s