Gentian: no te rindas jamás

Hace tiempo que pienso que la Fe es un tema que debería enseñarse en las escuelas, sobretodo desligada de las religiones, pues es una herramienta imprescindible para entender la vida y seguir adelante a pesar de todas las pruebas que el destino tiene, sin duda, preparadas para cada uno de nosotros.

Pero como esta no es una asignatura que integre el programa estudiantil a día de hoy, y mucho menos en el pasado, tenemos Gentian para echarnos un cable.

Porque, ¿qué seria de nosotros los pobres terapeutas sin la Gentiana amarella, cuando nuestras terapias no funcionan? ¿y de los que hacen dieta y caen en la tentación de comerse una pizza? ¿y de los que se están sacando el carnet de conducir y catean la teórica una y otra vez? y sobretodo, de aquellos que sobrellevan enfermedades importantes y necesitan echar mano de toda la fe que puedan reunir.

Esta hermosa flor azul nos devuelve la confianza y el ánimo para seguir adelante con nuestros proyectos a pesar de las dificultades, y nos reafirma en nuestras convicciones disipando las oscuras dudas que nos puedan acometer cuando las cosas no salen bien.Por lo que me ha venido que ni pintada esta semana que he decidido experimentar una dieta para perder un poco de peso, por aquello de predicar con el ejemplo. Yo, que navego en la más caprichosa anarquía en cuanto a hábitos alimenticios se refiere (pues nunca he tenido realmente un problema de sobrepeso). Pero ahí ha estado la Genciana manteniéndome en equilibrio en esa cuerda floja de las tentaciones sobre la que caminamos cuando nos ponemos a dieta, haciéndome rehusar (¡por primera vez en mi vida!) una bolsa llena de croasanitos de chocolate, con la que alguien muy amablemente intentó obsequiarme. Y me mantuvo ahí, firme en la batalla, incluso cuando la balanza dio, cierto día, resultados decepcionantes.Otra flor que debería incluirse en el biberón de los bebés, en la merienda de los niños, y en el vaso de agua en la mesilla de noche de todos nosotros. O revisar el programa de estudios de las próximas generaciones. O las dos cosas.

Próxima semana: Gorse (Ulex europaeus)

 

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s